¡Ya no llevo pañales!

Esta experiencia es toda una aventura para los niños que cumplen dos años durante el primer semestre del año y están maduros para lograr este proceso con éxito. Quitar el pañal y conseguir el control de esfínteres es un gran paso madurativo que necesita de nuestra ayuda, paciencia y comprensión.

Debemos pensar que el niño lleva dos años con el pañal y hasta ahora nadie le había dicho que el “pipi” se hace en un orinal o en el water.

Mantener una buena coordinación entre familia y escuela será muy positivo para establecer y consolidar cualquier hábito con éxito. El niño debe tener claro qué se le pide, así pues hay que familiarizarse con el orinal y hacerle entender para qué sirve.

En la escuela durante un período de tiempo (un mes aproximadamente) se sientan cada día un ratito en la orinal. Confeccionamos un mural con material iconográfico, y si algún niño/a hace pipi en el orinal (aunque algunas veces sólo es fruto de la “casualidad”), le damos un fuerte abrazo y le felicitamos para motivarlos / las.

Es importante no utilizar premios materiales para evitar problemas posteriores y que esperen un premio cada vez que hacen “pipi”. Por otra parte es importante no dejar de lado a los niños / as que no han hecho “pipi” durante este periodo de aprendizaje, por eso también se les motiva diciendo que no pasa nada y que ya saldrá el “pipi” mañana. De esta manera evitamos la frustración y la angustia ante sus compañeros / as que si que han hecho “pipi”.

También es muy importante evitar las prisas, las comparaciones con hermanos, compañeros de clase, primos … ya que como hemos comentado al principio cada niño / a tiene su proceso madurativo y cada experiencia es diferente.

Durante el periodo de aprendizaje se puede encontrar que no quiera sentarse el orinal en casa …. No les obliguéis a sentarse puede que estén cansados​​, quieran jugar o simplemente aún no relacionan esta actividad en casa … No pasa nada, forzar la situación no sería positivo.

La coordinación de la familia con la escuela es vital para lograr el control de esfínteres. Ya que si no el / la niño / a no acaban de entender que está pasando y podrían aparecer problemas, costaría mucho más llegar al objetivo con éxito. (control de esfínteres).

Sabemos que algunas veces algunos niños aún haciendo correctamente el aprendizaje les cuesta un poco más terminar de consolidar éste hábito. Cuando llegue el momento de sacar los pañales definitivamente, la educadora de vuestro/a hijo / a dará unos cuantos consejos para hacer más fácil la tarea. Además os enviaremos una carta y un cuento hecho por nosotras en la escuela para ayudar a aclarar dudas y ha hacer mucho más fácil esta aventura. “Ánimo y mucha paciencia”.

Cualquier duda, estamos aquí para ayudar!

¡¡¡ Empieza la gran aventura !!!

Marta Escoriza, Técnico especialista en Il·lusions Castelldefels.