Les colonias, salidas y excursiones son importantes

Las salidas fuera de la escuela infantil. ¿Que aportan a los niños?

Nuestros años de experiencia en la educación 0-3 nos han demostrado la importancia que tiene para los niños pequeños, las salidas fuera del entorno de la escuela.

Unos de los beneficios que podemos valorar, es el desarrollo de aspectos tan importantes como la autonomía y la motivación para descubrir cosas nuevas y nuevos entornos. La posibilidad de observar y formar parte de experiencias nuevas favorece un aprendizaje significativo que dentro de su entorno cotidiano es difícil de adquirir.

Con las salidas, el aprendizaje es lúdico, flexible, variado y motivador.

Las salidas se deben plantear de manera gradual y con actividades previas que son necesarias para que al niño no le sea desconocido todo lo que verá y aprenderá. Empezamos siempre con salidas de corta duración, volviendo para comer en casa o en la escuela. Más adelante hacemos una salida de todo el día comiendo todos juntos en un entorno diferente. Finalizamos con la salida más motivadora para ellos y para nosotros: las colonias.

En las colonias convivimos tres días con nuestros pequeños de dos y tres años. Es una experiencia fantástica que nos permite a todos, niños y educadoras, vivir y experimentar en un entorno no habitual, en plena naturaleza.

Como profesionales entendemos muy bien la angustia de los padres (la mayoría de nosotras somos madres), pero desde nuestros quince años haciendo colonias os podemos asegurar que es una experiencia sumamente enriquecedora para todos, grandes, pequeños y padres, cada uno en su vertiente: los niños y niñas la del descubrimiento y libertad, nosotras   valorando enormemente la confianza que los padres y éstos superarando miedos y angustias a las que, sin duda, se tendrán que enfrentar más adelante.

Muchas veces la angustia que los padres sienten no deja “crecer” a sus pequeños. No los ven como personitas que se van haciendo independientes y autónomas que pueden hacer muchísimas cosas y, entre ellas, algo muy importante: resolver sus propios conflictos tanto con sus iguales como con el entorno donde se mueven.

Sabemos que hacer actividades con  los niños fuera del recinto escolar tiene su riesgo y nos da un gran trabajo complementario a nuestra tarea diaria, pero somos maestras y educadoras y valoramos mucho lo que estas actividades aportan a nuestros niños.

Creemos y confiamos en ellos, sabemos los que son capaces de hacer y lo que no. Disfrutamos de la complicidad y de la confianza que nos demuestran. Nuestra tarea del día a día es tan maravillosa como difícil y convivir con ellos tres días es la mejor recompensa del curso que finaliza.

María Muro. Maestra Il·lusions – Castelldefels

¡Ya no llevo pañales!

Esta experiencia es toda una aventura para los niños que cumplen dos años durante el primer semestre del año y están maduros para lograr este proceso con éxito. Quitar el pañal y conseguir el control de esfínteres es un gran paso madurativo que necesita de nuestra ayuda, paciencia y comprensión.

Debemos pensar que el niño lleva dos años con el pañal y hasta ahora nadie le había dicho que el “pipi” se hace en un orinal o en el water.

Mantener una buena coordinación entre familia y escuela será muy positivo para establecer y consolidar cualquier hábito con éxito. El niño debe tener claro qué se le pide, así pues hay que familiarizarse con el orinal y hacerle entender para qué sirve.

En la escuela durante un período de tiempo (un mes aproximadamente) se sientan cada día un ratito en la orinal. Confeccionamos un mural con material iconográfico, y si algún niño/a hace pipi en el orinal (aunque algunas veces sólo es fruto de la “casualidad”), le damos un fuerte abrazo y le felicitamos para motivarlos / las.

Es importante no utilizar premios materiales para evitar problemas posteriores y que esperen un premio cada vez que hacen “pipi”. Por otra parte es importante no dejar de lado a los niños / as que no han hecho “pipi” durante este periodo de aprendizaje, por eso también se les motiva diciendo que no pasa nada y que ya saldrá el “pipi” mañana. De esta manera evitamos la frustración y la angustia ante sus compañeros / as que si que han hecho “pipi”.

También es muy importante evitar las prisas, las comparaciones con hermanos, compañeros de clase, primos … ya que como hemos comentado al principio cada niño / a tiene su proceso madurativo y cada experiencia es diferente.

Durante el periodo de aprendizaje se puede encontrar que no quiera sentarse el orinal en casa …. No les obliguéis a sentarse puede que estén cansados​​, quieran jugar o simplemente aún no relacionan esta actividad en casa … No pasa nada, forzar la situación no sería positivo.

La coordinación de la familia con la escuela es vital para lograr el control de esfínteres. Ya que si no el / la niño / a no acaban de entender que está pasando y podrían aparecer problemas, costaría mucho más llegar al objetivo con éxito. (control de esfínteres).

Sabemos que algunas veces algunos niños aún haciendo correctamente el aprendizaje les cuesta un poco más terminar de consolidar éste hábito. Cuando llegue el momento de sacar los pañales definitivamente, la educadora de vuestro/a hijo / a dará unos cuantos consejos para hacer más fácil la tarea. Además os enviaremos una carta y un cuento hecho por nosotras en la escuela para ayudar a aclarar dudas y ha hacer mucho más fácil esta aventura. “Ánimo y mucha paciencia”.

Cualquier duda, estamos aquí para ayudar!

¡¡¡ Empieza la gran aventura !!!

Marta Escoriza, Técnico especialista en Il·lusions Castelldefels.

El juego es la actividad más importante en la vida de un niño

¡El juego es la actividad más importante en la vida de un niño

Desde que nacemos, jugar es una actividad clave para empezar a aprender, favorece el desarrollo psicosocial y físico, es un medio de expresión y estimula el desarrollo motor y la inteligencia

Cuando observamos a un niño pequeño, es sencillo ver que les encanta jugar con su propio cuerpo correr, saltar, gatear, arrastrarse …, son actividades cotidianas en el juego de los niños pero el juguete es un mediador buenísimo. Gracias a ellos, desarrollan la capacidad comunicativa, lingüística, la psicomotricidad, fomenta su creatividad e imaginación y favorece el juego en equipo con otros niños.

Para los bebés el juego y los juguetes les permiten mejorar sus habilidades sensoriales. Al principio juega con sus manos y pies y luego ya empieza a controlar su propio cuerpo, los juguetes para bebés ayudan a promover la percepción sensorial y la motricidad fina.

El juego cambia a medida que el niño va creciendo. Llegará a representar roles, además de promover reglas en el juego.

Actualmente, los niños tienen gran cantidad de juguetes, muchas veces los que nosotros decidimos porque creemos que les gustan y divierten pero suele suceder justo lo contrario, estos juguetes no permiten que los niños exploten todo su potencial y se limitan básicamente a presionar un botón.

Sería importante poder confeccionar junto a ellos juguetes con materiales cotidianos con los que se divertirán con nosotros favoreciendo el vínculo familiar.

Pongamos algunos ejemplos de juguetes:

MATERIALES NATURALES MATERIALES RECICLADOS MATERIALES CONFECCIONADOS
Esponjas

Piñas

Pechinas

Etc…

Recipientes

Cintas

Tapones de plástico

Cilindros de cartón

Cadenas

Anillas

Pinzas de ropa

Lanas, etc

Bolsas de ropa

Pompones

Cabañas de cajas de cartón

Sonagero con botellas

Etc..

El juego es una forma de crecer y desarrollarse de manera positiva y enriquecedora. Como hemos dicho, de él depende el desarrollo de la imaginación y de la creatividad, la adquisición de muchas habilidades, ser consciente de sí mismo y la construcción de la propia identidad.

¡No olvidéis dejar vuestros comentarios y preguntas en el blog!

Marisa Agustí. Tècnica especialista. Il·lusions-Gavà.